Seguidores

28 de marzo de 2012

Mi muñeco

Ordenando las fotografías para no perder tiempo en buscar la que voy a subir al blog, me he encontrado con esta.
Este muñeco de pasta, negrito,  y con una cara preciosa, me lo regalaron, o me lo dejaron los Reyes Magos, ya que yo con ocho años aún creía en ellos. Venia con un baúl, que aún conservo, con su peine, espejo, orinal y trajecitos hechos de punto y cintas. Ya con los años mi madre me contó que los hizo ella.
Lo guardo como un tesoro, solo verlo me lleva a aquella noche de reyes, que como todos los años no me podía dormir de los nervios, hasta que el sueño me vencía, así y todo me despertaba muy temprano para a tientas, sin encender la luz, comprobar si ya habían pasado a dejarme los regalos.
Agachada en el suelo, extendiendo los brazos hacia delante, buscando, con el corazón latiendo rápido de la emoción y el miedo de que los reyes estuvieran allí y encontrándome levantada se enfadaran y se fueran sin dejarme los juguetes.  ¡Que alegría, cuando mis dedos tocaban las cajas! Salia corriendo a la habitación de mis hermanos y todos a la de mis padres.
 

9 comentarios:

  1. ¡Qué lindos recuerdos! Yo todavía tengo presente, la decepción tan grande que me llevé cuando me enteré que no había tales Reyes ¡con lo convencida y feliz que estaba!
    De aquella época de mi niñez, no conservo nada, te admiro porque puedes mostrarnos algo que aún permanece vivo pese al tiempo.
    Te mando mis cariños en un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  2. ¡Bello recuerdo!
    Todos tenemos bellos recuerdos de aquellos años infantiles donde los Reyes Magos eran de verdad y traían misteriosos y humildes regalos que resultaban mágicos; luego vino un enemigo, fingiendo que era amigo y nos desinfló el globo.

    ResponderEliminar


  3. Paso a saludarte para hacerte participe del entusiasmo que me invade el corazón durante estos días. En la tierra que me ha visto nacer, crecer y desarrollarme como persona...¡¡Asturias!!

    Cuando pasen las fiestas y regrese a mi habitual paisaje afortunado canario, volveré a abrazar la calidez de las letras, para seguir derramando los sentimientos archivados en las arcas del pensamiento.

    Te dejo…

    El sabor de un viejo abrazo

    y un beso sin rubor.

    María del Carmen


    ResponderEliminar
  4. ¡Que hermoso recuerdo!

    Que bonita muñeca y esta como recien comprada, un lujo para el alma contemplarla.

    Un beso Marinela.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  5. Bonitos recuerdos, si fuera una niña me encantaría de haber tenido una así:-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Che bella bambola ...piena di ricordi belli, grazie per aver condiviso.

    ResponderEliminar


  7. He escrito este pequeño texto:

    Para poner de manifiesto el anhelo que con humilde decisión ha brotado del interior del alma.

    Al querer compartir estos días de Semana Santa contigo, unidos por la corriente de la paz y la razón del amor entre todos los seres de luz que pueblan el planeta.

    Un abrazo para saludarte
    Un beso para acompañarte.

    María del Carmen



    ResponderEliminar
  8. Me encanta tu muñeca. Precioso tesoro.

    Besitos,

    yu

    ResponderEliminar


  9. Paso a saludarte mientras me sea posible y el tiempo me lo permita, para acompañarte en el fin de semana, produciéndome una grata emoción compartirlo contigo.

    Al permitirme disfrutar de tus entradas, pensadas con la lógica del sentimiento para satisfacción de todos los que tienen el gusto de leerlas y opinar del tema en cuestión sobre el que se verse.

    Con afecto por mi parte me despido, hasta otro memento que nos siga permitiendo reforzar nuestra amistad a través de las palabras en equilibrada armonía...

    Un abrazo para saludarte
    y un beso para acompañarte

    María del Carmen



    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...