Seguidores

12 de febrero de 2013

En el campo



Mientras termino la pintura que estoy haciendo, vuelvo a subir esta que es una copia de un pintor del que no se el nombre, ya que me dieron una fotocopia muy mala y casi tuve que adivinar los colores.
Me da pena ver como me voy y dejo pasar el tiempo sin hacer todo lo que me gustaría dejar hecho.¡No! No es que esté enferma y me esté yendo para el más allá. Eso tendrá su momento como todo. Lo que pasa es que estoy reflexionando sobre lo que todos decimos cuando llegamos a una edad. Siempre pensamos, decimos o comentamos ¡Como se va el tiempo! ¡Pero que barbaridad! ¿Ya ha pasado un a semana? ¿Un mes , un año? ¡No! El tiempo ni corre ni vuela, solo tenemos que mirarnos las manos, no digo ya la cara por que hay que ir al espejo para verla, con solo mirarnos las manos nos damos cuenta que no es el tiempo el que se va, somos nosotros los que vamos cumpliendo etapas en nuestra vida, unos con más suerte y otros con menos y así hasta que el ciclo termina. Este, para cada ser es distinto, los hay que lloran por que están y otros lloran por que se van.
Así de triste es ese sueño al que llamamos muerte, nos deja huérfanos de cariños, de voces conocidas y de abrazos y besos compartidos.
¡Que dolor, cuando llega de improviso para los allegados!  Pero que pena, que amargura y tristeza cuando te lo anuncian a ti, o a un ser querido y ves que el plazo se va cumpliendo, luches o no, todo va llegando a su fin.

12 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Yo estoy yendo a clase de pintura una vez por semana, pero no me dejar pintar más que del natural; dice la profe que es el mejor ejercicio, pero ¡qué difícil se me hace!

Tú lo haces de forma extraordinaria. Ya me gustaría a mí...

Un abrazo

Marinela dijo...

Gracias Francisco por tu visita. Te diré que yo cuando empecé, pasé un curso dibujando al carboncillo del natural, es decir, bodegones que no eran otra cosa que jarras, botellas, telas y alguna cosa más.
Es algo aburrido pero viene muy bien para soltarse un poco.

Un abrazo.

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Marinela me dejas triste con tu comentario. Yo a veces recuerdo a ciertos amigos o familiares que ya no están y me agarra la nostalgia al evocarlos. Pero es así, es la vida que pasa y se va. Es un río que nunca vuelve atrás.

Hablando de tu pintura, es hermosa, esas niñas dan una imagen encantadora.

Un abrazo.

mariarosa

Silvia Jeannette dijo...

He podido sentir el aroma de las flores de tu pintura, le observe e imagine el paraje. Saludos.

La Gata Coqueta dijo...



Llevo unos días alejada de mi residencia habitual y se me hace costoso compaginarlo todo al mismo tiempo. Pero antes de finalizar el día del amor y la amistad, quisiera darte las gracias por estar siempre acompañándome con la ternura de las palabras, que me hacen sentir muy afortunada por encontrarnos paseando por las colinas de este espacio virtual.

Miles de besos
Y miles de razones
Para sentirse muy feliz
Abrazando la magia de San Valentín.

Y mil disculpas por mi parte,
Si hoy es un día ualquiera para ti...

Atte.
María Del Carmen




Diana de Méridor dijo...

Pues menos mal que nos aclara usted que no está enferma, porque nos hubiera dejado bastante pensativos con su mensaje.

Arriba ese ánimo, madame!

Buenas noches

Bisous

Jane dijo...

Cara Marinela. Il tuo dipinto è delizioso e le tue parole molto sagge, un bel post ! Buona domenica.

A.L. dijo...

Nuestra eterna lucha contra algo imposible. No le podemos detener.
Me gusta el cuadro. Terminado quedará genial
Un abrazo y buen finde

Kasioles dijo...

Querida amiga: Hoy vengo a visitarte y me encuentro con una de esas entradas que salen en momentos de reflexión, cuando uno se para a pensar en lo efímera que es la vida.
Yo también soy de las que digo muy a menudo ¡qué rápido se me pasa el tiempo! Y es cierto, las semanas me vuelan aunque apenas salga de casa.
Años atrás, cuando mis hijos eran pequeños y no paraba, seguro que ni siquiera tenía tiempo para pensarlo.
Pero, por desgracia, la vida es así, queramos o no, tenemos que acatar nuestro final y el de los seres que más queremos ¡qué pena!
Te dejo un abrazo muy especial, hoy creo que te hace más falta que otras veces.
Más cariños.
Kasioles

Marinela dijo...

Querid@ amig@, vuestras palabras me hacen mucho bien, me encuentro cansada y abatida ante la impotencia de no poder hacer nada para ayudar a mi hermana en su enfermedad.

Un abrazo a todos y gracias por vuestro cariño y comprensión.

Kasioles dijo...

Acabo de leer tu comentario.
A Manolo le puedes localizar en su blog: ETERNAMENTE UNIDOS.
Escribe cantidad de anécdotas que le han ocurrido en su vida, siempre tienen su gracia, es típico de todo buen sevillano.
Disfruta de ese día de sol, por aquí, pese a haber amanecido un día muy claro, hace un frío que pela.
Te dejo un fuerte abrazo.
Kasioles

Sergio DS dijo...

Convivimos con la muerte a diario y sin embargo no somos conscientes hasta que se nos presenta en frente y sin avisar, por suerte me queda el cuadro para disfrutar del campo y evadirme.